El reto principal era de bricolaje. Hacer muebles a medida o bien reacondicionar un viejo mueble para darle nueva vida. Para esto me gustan sobretodo los muebles de madera, con ese toque artesanal tan elegante.

No fue fácil, teníamos que luchar contra el tiempo, la oscuridad y el humo, que casualmente aparecía en el momento más apropiado (cuando teníamos que recortar, o dibujar, ya que pegar ¡hasta a oscuras es sencillo!).

Quisimos darle a nuestro mini-bar un estilo “Fiebre del Sábado Noche” con una bola de espejos, y dado que estábamos en casa ajena, convertimos al propietario (Alberto) en un bar-man a lo John Travolta que vuela copas sin levantar los brazos Como suponemos que es un buen anfitrión, Antonio fabricó una botella de champán para que nos invitara. Añadimos también al pulpo Paul, en realidad Pauliño, y es que descubrimos el secreto del cefalópodo: PAUL ES GALLEGO. De ahí que siempre le tirara España.

Lo dimos todo y también nos divertimos mucho, pero lo cierto, es que fue mucho más sencillo de lo que pensábamos gracias a al montaje universal y en cinta, y a la cinta adhesiva multiusos. Son materiales imprescindibles para quien se aficiona a restaurar muebles, ya sean de madera u otros materiales. ¡Esperamos que os guste el resultado final!

La noche dio paso al amanecer y, tras despertarnos de un fugaz descanso entre cencerros bovinos y campanadas de una cercana iglesia, nos dispusimos a desayunar algunos de los productos que los amigos habían seleccionado para nosotros. Tras saciar nuestro apetito, volvimos a nuestra inusual residencia. Instantes después el Team volvía a presentarse con sus cámaras.

El primer Reto estaba a punto de comenzar. Nos invitaron a sentarnos en unas sillas frente a cámara donde una voz en off nos iba narrando el objetivo de esta primera prueba: Crear una puerta y dos ventanas en la habitación haciendo uso de una serie de materiales que habían puesto a nuestra disposición. Y si faltaba algo teníamos a poca distancia un Leroy Merlin en caso de necesitar un apaño. Por suerte y como es lógico, contábamos también con una buena selección de productos para ayudarnos en nuestro cometido. Una vez comenzado el Reto y tras examinar el material, decidimos –no sin previamente intercambiar “pareceres” acerca de la forma que habrían de tener las ventanas- que el cartón, dadas sus dimensiones, formaría la estructura principal de nuestra creación y que tanto corcho, como poliespán y cartulina nos ayudarían a la hora de decorarla. El tiempo -al igual que los pájaros propios del lugar- pasó volando y el resultado, -aún no quedando todo lo embellecido que hubiéramos querido-, a nuestro juicio cumplió con lo requerido. El primer Reto había terminado, habíamos dado todo lo que llevábamos dentro para superarlo y gracias al empleo de la marca, lo que a priori se nos antojaba como difícil, nos resultó muy fácil.

Aunque no se ve del todo el resultado final de la prueba en este video, seguro que lo habéis hecho genial. Ánimo con la decoración y la reforma del piso. Sólo pido que se tenga en cuenta la dificultad de cada una de las pruebas a la hora de hacer la valoración final.

He visto el vídeo, muy bueno, por cierto, y da la sensación de que el grado de dificultad era mucho mayor en la prueba, al tener que trabajar en la oscuridad. No es nada fácil hacer reformas de decoración de esa manera. Ya tengo ganas de ver el resultado final. Muy buen montaje del vídeo.

Los primeros planos son matadores, desmerecen a los participantes aunque aquí el objetivo es la superación de las pruebas que creo que se ha conseguido. No se aprecia del todo el resultado final pero el mueble minibar tiene muy buena pinta.

Van a salir unos fenómenos, en bricolaje, pronto se vera una furgoneta con el siguiente anunció bricolaje Works, tanto sirven para un roto como para un descosido. Arreglamos todos los muebles de su casa.

Además del mueble minibar, la madera se aprovechó para hacer unas cajas para las botellas de vino. Son elegantes, perfectas para decorar y dar mayor presencia al vino. Nos inspiramos en los trabajos de estuches para botellas de vino de EstuchesCairo, unos verdaderos artístas con años de experiencia a la espalda en producir estuches para empresas bodegueras de vino.

Al contrario que otras opiniones, pienso que los retos están al mismo nivel. Uno se ve de mayores dimensiones y en el otro se aprecia que aparte de la luz de las linternas entra luz natural en el salón.

Supongo/Espero que los resultados del trabajo de reforma y decoración se muestren todos juntos al final, porque la verdad que me estoy quedando con las ganas de ver lo que hacen los VegaBlanco ahí en la oscuridad!!jeje. Porque se lo están poniendo bastante difícil…

No se de que nos han visto cara en la urbanización, pero es sospechoso que os encarguen un mueble bar, no?

Aunque el césped húmedo no es la mejor mesa de trabajo y, menos trabajando con cartón y cartulinas, habéis sido capaces de salir airosos de las adversidades y preparar un ambiente fantástico.